SymbioLact –La Solución inteligente

Suplemento alimenticio con bacterias formadoras de ácido láctico y biotina para el mantenimiento de una mucosa intestinal normal


SymbioLact - Suplemento Alimenticio

Una mucosa intestinal sana es la base para una persona saluda. Con frecuencia es la mucosa intestinal la que mantiene saludable o enfermo a un individuo. La mucosa debe tener una defensa efectiva en contra de sustancias tóxicas. Al mismo tiempo, sin embargo, la mucosa sistemáticamente toma constituyentes de la comida y de productos metabólicos de la microflora en el intestino. Para estas tareas, la mucosa intestinal debe estar en la mejor condición – razón por la cual es renovada cada dos o tres días. Debido a que es la mucosa más grande del cuerpo, se necesita un enorme esfuerzo metabólico. Para ser capaz de mantenerla permanentemente, el cuerpo debe ser bien suplementado con todos los constituyentes alimenticios importantes para el desarrollo de nuevas estructuras tisulares. La Biotina, una vitamina soluble in agua, juega un rol importante para ello. 

Biotina para una mucosa intestinal efectiva 

Ingesta recomendada de biotina

La sociedad alemana de nutrición recomienda la siguientes cantidades apropiadas de biotina 

Edad

Biotina en µg

Bebés 

0 a 4 meses

5

4 a 12 meses

5-10

Niños


1 a 4 años 

10-15

4 a 7 años 

10-15

7 a 10 años

15-20

10 a 13 años 

20-30

13 a 15 años 

25-35

Adolescentes y adultos 

15 o más años  

30-60

Mujeres embarazadas

30-60

Mujeres lactando 

30-60

Estados de hipervitaminosis no se conocen con biotina. La biotina no es tóxica, aún con dosis regularmente administradas de más de 60 mg por día. 

La biotina es importante para el metabolismo de las células del cuerpo. Son precisamente tejidos muy activos como la mucosa los que necesitan biotina para que los procesos de división celular tomen lugar de manera sistemática. Las enzimas que necesitan biotina acarrean funciones importantes en el metabolismo de la grasa y metabolismo y en la degradación de los aminoácidos, componentes de las proteínas. La biotina también promueve el crecimiento de uñas fuertes y cabello saludable y es por lo tanto es denominada como la “vitamina bella”.

 Con una dieta balanceada obtenemos suficiente biotina con la ingesta diaria. La vitamina se encuentra en levadura seca, soya, pan integralsalvado de trigo, yemas de huevo, nueces, avena, espinaca, hongos y lentejas. Menos del 20 por ciento se pierde durante la cocción debido a que la vitamina es relativamente estable al ser expuesta a calor. Pequeñas cantidades de biotina son producidas por la microflora en el intestino y por lo tanto suplementan la cantidad ingerida diariamente con la comida. La microflora intestinal es ampliamente responsable por el suplemento de energía hacia las células en la pared intestinal e influencia su metabolismo. Las bifidobacterias, por ejemplo, producen acido láctico dextrorrotatorio, vitaminas del complejo B, ácido fólico y biotina. Un desorden de la microflora puede causar que estas vitaminas caigan por debajo de niveles adecuados. Por ejemplo, tomar medicamentos que actúen en la microflora puede incrementar los requerimientos de biotina. 

La composición de la microflora en el tracto digestivo también puede afectar la integridad de la mucosa intestinal. La microflora  está consistida aproximadamente por 400-600 diferentes especies bacterianas con un conteo total de 1012 UFC (unidades formadoras de colonias). El conjunto de bacterias está distribuido diversamente en el intestino. En las partes superiores del tracto intestinal como el estómago, duodeno, yeyuno e íleon, encontramos principalmente 104-108 gérmenes microaerófilos por gramo de heces. Debido al tránsito más lento, cambio de oxígeno y valor de pH, el número de gérmenes incrementa a medida que se acerca al colon y finalmente alcanza la población bacteriana más grande con 1010-1012 bacterias por gramo.

SymbioLact 2.JPG


  1. Contribuir con el proceso digestivo

Una de las tareas más importantes de la microflora es contribuir a la digestión. Por un lado, los ingredientes alimenticios como celulosa y prebióticos son indigeribles para nosotros, pero son metabolizados por las bacterias. Los productos metabólicos resultantes (ejemplo: ácidos grasos de cadena corta y vitaminas del complejo B) entonces fluyen al metabolismo humana otra vez. Por otro lado, la microflora apoya la predigestión a través de proteólisis y lipólisis y facilita la metabolización de proteínas y grasas. 

  1. La barrera mucosa 

Dentro de la microflora, los gérmenes compiten por nichos en la pared mucosa intestinal. La variedad de mecanismos de desplazamiento juegan un rol importante en esto. Los gérmenes con superioridad numérica pueden restringir a otros “competidores”. Otras bacterias forman sustancias antibióticas y de esta forma inhiben el crecimiento de sus competidores. Ejemplos son las bacteriocinas como acidolina y acidofilina de los Lactobacilos acidophilus o peróxido de hidrógeno (H202). 

Algunas forman ácidos también y de esta forman disminuyen el valor de pH a sus alrededores inmediatos. Como consecuencia, los gérmenes proteolíticos que prefieren un medio alcalino no pueden multiplicarse efectivamente. En el caso normal, la barrera microbiana previene a los  gérmenes patogénicos ganar ventaja y causar daño permanente al huésped (el ser humano).

SymbioLact 3.jpg

  1. Soporte del sistema inmune asociado a intestino 

El intestino es el centro del sistema inmune. Es aquí donde los gérmenes son presentados al sistema inmune los cuales son ingeridos por el huésped junto con la comida. Es también aquí donde las células inmunes son enviadas al cuerpo. La microflora sirve al sistema intestinal inmune durante toda la vida. Si la relación entre la microflora y el sistema inmune se perturba, pueden ocurrir reacciones exageradas o insuficientes en el futuro. La integridad de la microflora juega un rol decisivo precisamente en la maduración del sistema inmune en la infancia. Las bifidobacterias son de especial importancia. 

Para promover el crecimiento de las bifidobacterias, factores bifidogénicos se encuentran presentes en la leche materna. Las bifidobacterias refuerzan el sistema inmune y en los primeros meses de vida se desarrolla protección en contra de infecciones bacterianas. 

Sin embargo, además de las bacterias “saludables”, la microflora también contiene gérmenes causantes de enfermedades. El número de microorganismos patogénicos potencialmente en personas saludables es usualmente bajo pero puede incrementar a través de ciertas circunstancias, como la toma de antibióticos o una dieta no saludable. 


Guardianes del balance ecológico

Las bacterias probióticas acido lácticas son microorganismos gram positivos que usualmente existen bajo condiciones bajas en oxígeno o anaeróbicas. Como microorganismos fisiológicos, ellos naturalmente colonizan partes grandes del tracto digestivo humano. Las bacterias acido lácticas son multi talentosas y llevan a cabo las más diversas actividades para mantener la salud. 

Funciones de las bacterias ácido lácticas 

  1. Producción de ácido láctico (lactato) y ácidos grasdos de cadena corta (especialmente acetato y propionato)

    1. Estabilización del valor de pH in un rango ligeramente ácido

    2. Incremento del flujo sanguíneo de mucosa

    3. Estimulación de la absorción de sodio y agua

    4. Incremento de la proliferación celular

    5. Estimulación de la producción de moco

    6. Estimulación de la motilidad intestinal 

  2. Soporte de la formación de butirato por la creación de un medio ácido en el cual productores típicos de butirato pueden desarrollarse mejor (ejemplo: Eubacteria and gusobacteria)

  3. Soporte de la función natural de barrera del intestino 

  4. Producción de sustancias microbicidas (peróxido de hidrógeno y bacteriocinas) que estabilizan el balance en la microflora intestinal 

  5. Contribución importante nutricional fisiológica del mantenimiento de la salud al formar vitaminas del complejo B, ácido fólico y vitamina K.



SymbioLact 5.JPG


Es precisamente durante el embarazo que los cultivos de bacterias formadoras de ácido láctico son parte importante de una dieta variada. Sabemos que es especialmente en los primeros meses de vida que la microflora tiene influencia decisiva en el desarrollo del sistema inmune. Es aquí donde se establece un precedente para futuros mecanismos regulatorios inmunológicos. No es por nada que la leche materna contiene hasta 400 sustancias prebióticas diferentes que promueven el crecimiento de bacterias ácido lácticas en el tracto digestivo del recién nacido. Después de todo, son las bifidobacterias la primer defensa en contra de posibles gérmenes patogénicos. 

Científicos en la Universidad de Madrid han demostrado que la leche materna contiene no solo sustancias prebióticas sino que también contiene bacterias ácido lácticas que son transmitidas al niño y por lo tanto, ayudan a activar y desarrollar el sistema inmune. 

Las alteraciones se encuentran a la orden del día

Muchos factores puede afectar el ecosistema de la microflora intestinal

  1. La ingesta de productos medicinales como antibióticos, corticoesteroides y laxantes. 

  2. Nutrición desbalanceada con productos industrializados altos en energía y pobres en fibra. 

  3. Estrés excesivo y tensión, tabaquismo y abuso de alcohol.

  4. Estrés físico de sustancias dañinas en el ambiente. 

Anteriormente no se sabía con  exactitud hasta que punto tomar antibióticos puede alterar la microflora intestinal. Sin embargo, de acuerdo a varios estudios recientes, la composición de la microflora no regresa a niveles normales incluso después de dos años si el paciente ha tomado Clindamicina, por ejemplo. Los efectos de la antibiosis son especialmente serios en el primer año de vida. En un estudio, el riesgo de desarrollo de desórdenes inflamatorios crónicos subsecuentemente incrementa hasta cinco veces. 

Nuevas perspectivas para el cultivo de la microflora

Los productos SymbioLact  contienen varios cultivos de bacterias ácido lácticas que asemejan a las de diferentes partes del intestino humano y efectivamente activan la microflora fisiológica en el desarrollo de sus funciones. 

SymbioLact el suplemento alimenticio ideal para pacientes alérgicos 

Los productos SymbioLact no contienen irritantes. Ningún producto SymbioLact contiene lactosa o gluten. Para que las personas intolerantes a  la proteína de leche también puedan beneficiarse de las bacterias ácido lácticas, hemos desarrollado el producto SymbioLact pur. Es por ello, que usamos dos importantes gérmenes para el intestino delgado y grueso (LA-5 and BB-12). El producto es 100% libre de proteína de leche, lactosa o gluten. Solo ingredientes libres de proteína de leche son usados para el crecimiento del medio de las bacterias. Por lo tanto, podemos garantizar que ningún trazo de proteína de leche en absoluto estará contenido en el producto. SymbioLact pur con >1010 UFC muestra alta actividad microbiológica.  



Symbiolact 8.JPG


Nuestra línea SymbioLact es producida con criterios estrictos. Solo se usan cepas bacterianas que se ha demostrado que pasan través del tracto gastrointestinal intactas. Esto garantiza que prácticamente todas las bacterias introducidas alcancen el intestino en un estado viable.  

No hay riesgo que estas bacterias ácido lácticas propaguen alguna resistencia a antibióticos ya que ellos no muestran ninguna resistencia a antibióticos médicamente relevantes. 

SymbioLact- una contribución a la nutrición saludable diaria

Muchos estudios han demostrado que al consumir bacterias ácido lácticas liofilizadas se demuestra la presencia de dichas bacterias luego de 24 horas.

Para alcanzar un efecto duradero del medio intestinal, se aconseja consumir productos SymbioLact por un período de varios meses. 

Para el beneficio de tu salud

Consuma suplementos alimenticios SymbioLact con biotina para mantener una mucosa intestinal normal con bacterias formadoras de ácido láctico. 

Ingredientes SymbioLact Comp.:

Maltodextrina, bacterias formadoras de ácido láctico, dióxido de silicón (agente de fluido), biotina (30 ug/sobre)

SymbioLact Comp.

Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus paracasei,

Lactobacillus lactis, Bifidobacterium lactis 

Ingredientes SymbioLact  pur:

Inulina, maltodextrina, bacterias formadoras de ácido láctico, dióxido de silicón (agente de flujo), biotina (30 ug/sobre)

SymbioLact pur

Lactobacillus acidophilus LA-5, Bifidobacerium lactis BB-12

Actividad total >1 x 1010 unidades formadoras de colonia por gramo

Consumo recomendado

Adultos: Tomar el contenido de un sobre disuelto en una vaso de agua /100 ml (una o dos veces al día, después de comer.

Niños: Dar el contenido de un sobre disuelto en un vaso de agua (100 ml) una vez al día, después de comer. 

Lactantes: Dar el contenido de medio sobre disuelto en un vaso de agua (100 ml) una vez al día, después de comer. 


Naturalia Panama | Vitaminas y Suplementos

El Ingenio, Avenida La Paz, Edificio # 137, Corregimiento de Betania, Ciudad de Panamá, Panamá.

Contacto

(507) 391-3130
info@naturaliapanama.com

Social Media